Vasovasostomia | Aclaraciones generales

vasovasostomia en vasovaso

La vasovasostomía y vasectomía previa

La vasovasostomía es el nombre que recibe la intervención quirúrgica mediante la cual se recanalizan los conductos deferentes que previamente se han seccionado al realizar una vasectomía. En un lenguaje más sencillo, podríamos definirla como la cirugía que utilizamos para poder revertir una vasectomía y recuperar la fertilidad con el fin de volver a tener hijos.

Por otro lado, cuando hablamos de vasovasostomía, es muy importante hacer una primera explicación relativa a la vasectomía previa realizada.

Ello es así porque, según cómo se haya realizado la vasectomía, va a afectar a las probabilidades de éxito de una vasovasostomía o reversión de la vasectomía. Por ello,  con la  técnica que utilizo al realizar una vasectomía, intento conseguir que en caso de desear revertirla -vasovasostomía-  la probabilidades de éxito sean mayores.

Al hacer una vasectomía, evito que se genere excesiva presión dejando sin suturar o sellar el conducto cortado cercano a los testículos.

De esta forma, dejo una “válvula de escape” que libera  la presión que se genera por la producción de esperma y la actuación de los macrófagos (células que se encargan de destruir las células que mueren), evitando la rotura de vasos y la formación de anticuerpos causantes de que la fertilidad se vea afectada en caso de recanalización o vasovasostomía.

La vasovasostomía y comparativo con la fecundación in vitro

Asímismo, en muchas ocasiones, las parejas en las que los hombres se han realizado una vasectomía, consideran que con una fecundación in vitro, las garantías de éxito son mayores que con una vasovasostomía. Nada más lejos de la realidad.

Existen estudios comparativos sobre la efectividad de una fecundación in vitro y la vasovasostomía. Los resultados fueron claramente favorables a la vasovasostomía.

Veamos los resultados :

Grupo fecundación in vitro :

1 embarazo de cada 3, es decir, un 33% de éxito

Grupo  de vasovasostomía:

  • -En hombres con vasectomía realizada entre 1 a 10 años, el porcentaje de éxito supera el 50%
  • -En hombres que llevan la vasectomía realizada entre 10 a 20 años, el porcentaje de éxito es de un 35%

Claramente los resultados son favorables a la vasovasostomia, que en ambos supuestos expuestos se supera el 33% de éxito de la fecundación realizada  in vitro,

Además, también se debe hacer especial mención al coste. Evidentemente el coste puede variar en función del médico o del centro médico en el que se realice pero aproximadamente el coste de una vasovasostomía es un 50% más económico que una inseminación in vitro.

Otro elemento a tener en consideración es la cantidad de intervenciones que representan ambos sistemas. En la vasovasostomía, la intervención solo afecta a un miembro de la pareja.

En cambio, en la fecundación in vitro, se llevan a cabo 3 intervenciones que afectan a ambos miembros de la pareja.

En primer lugar, se ha de hacer una biopsia en los testículos del hombre para extraer los espermatozoides del hombre. En segundo lugar, se ha de realizar una biopsia a la mujer para extraer los óvulos. En tercer lugar,  se ha de volver a intervenir para implantar el embrión a la mujer.

Otro inconveniente de la fecundación in vitro es el riesgo de gestación múltiple.

Si deseas mas información sobre la vasovasostomía o reversibilidad de la vasectomía la encontrarás en mi página dedicada en exclusiva a esta cirugía. 

Si aún así tienes más dudas ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de comentarte toda la información que necesites

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *