La eyaculación precoz

Doctor Cos

Aspectos generales de la eyaculación precoz

La eyaculación precoz es el problema sexual más común en los hombres. Se calcula que el 30% de los hombres pueden verse afectados por este problema.

No obstante, en la eyaculación precoz, aún pudiendo existir un factor psicológico (baja autoestima, pobre satisfacción con su vida sexual, etc), tenemos productos farmacológicos que pueden ayudar a solucionar este problema. En muchas ocasiones se consigue superar el factor psicológico cuando el paciente se tranquiliza al observar que la parte física se solventa con fármacos.

A veces, situaciones de estrés y/o ansiedad pueden provocar también esta situación.

Asimismo, no debemos olvidar, que es un estado por el que todos hemos podido pasar en la juventud. En algunas ocasiones se ha superado de forma natural pero en otras puede llegar a hacerse crónico por la ansiedad generada ante la repetición de la eyaculación precoz (como un pez que se muerde la cola). Pero, lo que esta muy claro es que la eyaculación precoz se puede dar a cualquier edad.

Tratamientos y cirugía para la eyaculación precoz

Para la eyaculación precoz tenemos tratamientos psicológicos, tratamientos farmacológicos y luego, hay un tratamiento quirúrgico que, como siempre, se deja para el final, cuando todos los otros tratamientos han fracasado. Siempre la intervención médica debe ir de menos a más.

eyaculación precoz

Para que sea sencillo de entender, esta cirugía utiliza algo parecido a las intervenciones de obesidad consistentes en la reducción de estómago. Cuando se operan las obesidades mórbidas con una reducción de estómago, lo que se intenta es que ante la falta de voluntad para hacer una dieta, se reduce el estómago para que el paciente no pueda comer más, reduciendo su capacidad.

Esta misma lógica es la que se utiliza en los casos de eyaculación precoz. La cirugía que utilizamos es mucho más sencilla. Es una cirugía que se hace con anestesia local y que consiste en seccionar algunos de los nervios que van al glande a fin de que pierda sensibilidad, por lo que el glande necesitará más estimulación para poder eyacular.

Es una cirugía muy sencilla y cómoda, pero debemos tener claro que sólo es aconsejable en los supuestos en los que ha fracasado el tratamiento psicológico y  el tratamiento farmacológico. En medicina, si queremos curar una enfermedad o problema, debemos empezar por tratamientos no invasivos. De menos a más.

Si aún así tienes más dudas ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de comentarte toda la información que necesites.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *