Vasovasostomía | El espermiograma o seminograma

vasovasostomia

El espemiograma

El espermiograma o seminograma es la prueba diagnóstica más empleada para evaluar la fertilidad masculina. Se analiza el sémen bajo técnicas y criterios estandarizados.

El semen es una mezcla de espermatozoides suspendidos en una secreción del testículo y epidídimo, que en el momento de la eyaculación se combina con secreciones de la próstata, vesícula seminal y glándulas bulbo uretrales.

Se pueden distinguir distintos tipos de semen y en base a la concentración de espermatozoides se puede efectuar la siguiente categorización :

  1. Normozoospermia

    : más de 15 millones de espermatozoides/ml. Esta es la concentración normal o habitual de espermatozoides en el eyaculado. Pero se debe tener en cuenta que también debe valorarse la viabilidad de los mismos. por lo que normozoospermia no siempre es garantía de fertilidad.

  2. Oligozoospermia:vasovasostomia en vasovaso

  • Leve: más de 10-15 millones de espermatozoides/ml.
  • Moderada: Menos de 10 millones y más de 2 millones de espermatozoides/ml.
  • Grave: 2 millón de espermatozoides/ml o menos.
  • Criptozoospermia: menos de 1.000.000 espermatozoides/ml.
  • Azoospermia: no se observan espermatozoides.

La azoospermia es sinónimo de esterilidad en un hombre, ya que consiste en la ausencia de espermatozoides en el semen.

Tras la vasovasostomía

Tras una vasovasostomía realizaremos el primer análisis de semen a las 6 u 8 semanas. Si en este primer control se observa la presencia de espermatozoides móviles y con buena vitalidad, únicamente sugerimos un segundo seminograma a los dos meses siguientes para comprobar la persistencia de la calidad.

En el supuesto de una ausencia de espermatozoides en el primer control, practicamos nuevos análisis cada 2 meses.

También puede ocurrir que en el primer espermiograma se observe la presencia de espermatozoides pero que en los siguientes espermiogramas se observe una azoospermia. Ello puede ser debido . a una obstrucción del conducto deferente provocado por una reacción fibrótica a la sutura, o una reacción alérgica al tipo de sutura. 

doctor cos vasovaso

 

La sutura

Por ello, es muy importante la elección del tipo de suturas y el número de puntos a colocar. En primer lugar debemos escoger el tipo de hilo más fino que podamos y colocar en el primer plano un número no superior a 4 puntos. Hemos de tener presente que en éste plano los puntos pasan por la luz del conducto, y si estos son muy numerosos o son demasiado gruesos, podrían ocluir el conducto y llevar la cirugía al fracaso.

Un excelente cirujano francés escribía en uno de sus libros que: “el que consiga realizar una sutura con el mínimo numero de puntos y la mínima tensión de los mismos, tiene garantizado el éxito”. Para volver a unir con máximas garantías los conductos deferentes es una excelente recomendación.

En resumen, para llevar a cabo con éxito una vasovasostomía, utilizamos el microscopio quirúrgico como medio de magnificación y realizamos una sutura en dos planos con suturas de 10 “0” en el plano muco-mucoso y 9 “0” en el plano adventicial.

Para concluir, el resultado de espermiograma tras una vasovasostomía también serán factores a tener en cuenta en cuanto a la presencia de espermatozoides en el eyaculado:

1) La edad del paciente 

2) El tiempo trascurrido desde la vasectomía 

Si deseas mas información sobre la vasovasostomía o reversibilidad de la vasectomía la encontrarás en mi página dedicada en exclusiva a esta cirugía. 

Si aún así tienes más dudas ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de comentarte toda la información que necesites.

Doctor Josep Mª Cos Calvet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *