Esterilidad masculina

esterilidad masculina

La esterilidad masculina

Existe un porcentaje de hombre que, por causas que se desconocen, no pueden tener descendencia. Ello no tiene nada que ver con el hecho de que se eyacule o no. El semen es solamente el medio por el que transportados los espermatozoides que son los responsables de la fertilidad. Por lo tanto, es posible que se eyacule sin que haya presencia de espermatozoides.

En cuanto a sexos, la esterilidad afecta por igual a hombre y mujeres. No hay un porcentaje significativo de diferencias entre sexos.

Causas de esterilidad masculina

La infertilidad masculina implica una baja producción de espermatozoides, o una función anormal de los espermatozoides o a  obstrucciones que evitan la movilidad de los espermatozoides.

infertilidad mascuina

También hay  enfermedades,  lesione ,o problemas de salud crónicos u otros factores pueden influir. Pero también hay causas que, en algunos casos, son desconocidas. No obstante, a modo de ejemplo, hay varias patologías diagnosticadas que pueden provocar que los espermatozoides no sean aptos para la reproducción humana. Las principales son:

Parotiditis (paperas).

Se trata de una enfermedad común en niños y adolescentes desarrollada a partir de la infección del virus Paramyxoviridae. Este virus ataca principalmente a las glándulas parótidas, aunque puede afectar también al sistema nervioso central y a otras glándulas como los testículos, causando inflamación testicular y en consecuencia esterilidad.

Testículo no descendido

Se trata de un desorden de desarrollo sexual. En el período de gestación los testículos se forman en el abdomen. Es durante las primeros meses de vida cuando descienden hasta la bolsa escrotal.
En el escroto, la temperatura es dos grados y medio menor a la del resto del cuerpo y es adecuada para la fabricación de espermatozoides. Cuando los testículos se quedan a medio camino y no se encuentran en la bolsa escrotal, al estar a una temperatura mayor, los espermatozoides se atrofian.

Varicocele

Se trata de una variz muy común en niños y que aparece en el 90% de los casos en el testículo izquierdo. Igual que en el desorden del testículo no descendido, el varicocele causa esterilidad debido a la temperatura.

Una variz es un vaso dilatado y en un vaso dilatado hay más volumen de sangre. Como la temperatura corporal se distribuye a través de la circulación sanguínea, el testículo sufre una temperatura mayor y esto afecta a la fabricación de espermatozoides.

Existen otras patologías víricas o enfermedades infecciosas causantes de esterilidad, como o el VIH o la gonorrea, que puede infectar la próstata y los conductos que transportan los espermatozoides provocando que el cuerpo bloquee estos conductos de forma natural.

En otras ocasiones, indirectamente, al tratar tumores no malignos, la quimioterapia o radioterapia pueden afectar a la fertilidad masculina. También, anomalias en los sitemas hormonales o defectos cromosómicos  pueden afectar a la fertilidad.

infertilidad masculina

En conclusión, muchos son los factores que puede afectar a la fertilidad masculina, desde factores ambientales, por modus vivendi (fumar, uso de esteroides, alcohol, estres…) hasta factores de salud y tratamientos médicos con efectos secundarios.

En definitiva, los problemas más frecuentes son el varicocele, las infecciones seminales y los problemas hormonales, pero no se puede generalizar, y cada caso debe estudiarse siempre de forma individualizada. Además, a veces, el origen de la infertilidad es multifactorial.

Cuando se ha localizado la causa, se podrá tratar y ello implica que un primer diagnóstico de infertilidad, puede convertirse, con el tratamiento adecuado,  en un nuevo diagnóstico que permita tener la descendencia deseada.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.