Elongación y engrosamiento de pene

La preocupación de los varones por el tamaño del pene ha sido una constante a lo largo de la historia. Encontramos referencias en todas las civilizaciones, la más antigua hace referencia a un pene esculpido en piedra hace unos 20.000 años. El antiguo Egipto y la antigua Grecia nos obsequian con dos figuras pertenecientes al dios Min y dios Príapo, respectivamente. En África era costumbre en algunas culturas la utilización de piedras atadas al pene con la pretensión de conseguir un incremento en su longitud. Países de oriente como Corea asocian tamaño peneano con vigorosidad y juventud, en cambio la retracción es asociada a envejecimiento y pérdida de potencia sexual.

El dios Min y PriapoDioses Priapo y Min

En la actualidad en nuestra sociedad se ha generado un incremento notable de consultas médicas demandando métodos de ayuda para conseguir aumentar el tamaño del pene, tanto en grosor como en longitud. Esta actitud ha venido alimentada por la generalización de hábitos y costumbres hasta ahora minoritarios o incluso inexistentes. De todos ellos cabe destacar en primer lugar el aumento y diversidad de medios divulgativos de la pornografía, la proliferación de playas nudistas y comportamientos menos puritanos en los vestuarios de los centros de deporte. Todo ello unido a la “congénita” obsesión que el hombre siempre ha tenido con el tamaño de SU pene, ha llevado a la búsqueda de “soluciones” para este problema. La manifestación más evidente de lo expuesto es la gran variedad de objetos u artilugios que podemos encontrar publicitados en prensa, TV e Internet, sin olvidar la batería de productos químicos con los mismos objetivos. Dentro de ésta lista de sugerencias para conseguir mejorar las dimensiones del órgano sexual masculino más significativo, aparece la cirugía. Pero someterse a una cirugía aunque se considere cirugía menor, implica conocer bien sus posibilidades y sus consecuencias, es decir: Que nos puede ofrecer y, en especial, que efectos no deseables pueden aparecer. No hablaremos de productos químicos o farmacéuticos ya que no existen en el Vademécum autorizado por las autoridades sanitarias. En lo que respecta a los artilugios que actúan mediante tracción continua, sus efectos pretendidos solo se dan cuando el mecanismo de tracción se mantiene prácticamente de forma constante, como es el caso de los ejemplos tomados de las mujeres jirafa o de la distensión de la piel durante el embarazo. En ambos casos los mecanismos que provocan la distensión actúan 24 horas al día. En cambio, en lo que coinciden la mayoría de cirujanos que realizan intervenciones para la elongación del pene en sus comunicaciones a congresos o en artículos médicos, es que éstos artilugios son útiles y recomendables como método complementario a la cirugía, puesto que la liberación del pene tras la sección de los ligamentos suspensorios hacen recomendable su uso para que éste quede consolidado en su nueva situación, colaborando incluso a conseguir el alargamiento de algún centímetro más . En la foto adjunta se muestra uno de los artilugios más utilizados para este fin, conocido comercialmente como Andro-penis andropenis , alargamiento de pene andropenis , alargamiento de pene

Cirugía plástica y reparadora de los genitales masculinos

A continuación expondremos las diferentes cirugías que pueden ayudarnos a conseguir el objetivo de corregir o mejorar la morfológica de los genitales masculinos:

1. Elongación o alargamiento dorsal del pene, mediante:

  • Liberación del ligamento suspensorio del pene
  • Liberación de los ligamentos fundiformes
  • Lipectomía suprapúbica (si está indicada)

2.Elongación o alargamiento ventral del pene, mediante:

  • Liberación penoescrotal (penes palmeados)
  • Z-plastia penoescrotal

3. Aumento del grosor peneano, técnicas

  • Utilizando injerto dermoadiposo
  • Mediante inyección de grasa
  • Parches de material biológico acelular

4. Escrotoplastia (escrotos excesivamente péndulos)

  • Mediante resección del exceso de piel (en escrotos excesivamente péndulos)
  • Resecando un parche dérmico peno-escrotal (casos de pene palmeado)

Cirugía del alargamiento de pene

Técnica quirúrgica enfocada a conseguir una mayor longitud del pene.

¿Quién es un candidato para un alargamiento de pene?

Sabemos que prácticamente todos los que solicitan aumentar la longitud de su pene NO tienen ningún problema sexual, ni de eyaculación ni de erección, por lo tanto escoger bien a los candidatos para ésta cirugía es elemental.

Está indicado en:

  • Penes inferiores a los 6 centímetros, en estado de flacidez
  • Pacientes a los que se les ha amputado una porción del pene, generalmente por cáncer.
  • Pacientes con incurvación peneana, ya sea congénita o adquirida (enfermedad de la Peyronie).
  • Pacientes obesos, cuya grasa ha “enterrado” parcialmente al pene.
  • En casos en los que aparecen formas de conducta condicionada por un complejo de pene pequeño. En lo que se ha denominado “dismorfofobia peneana”.

En todos los casos es importante una valoración previa y una amplia información de las posibilidades que podemos obtener, así como una detallada explicación de todo el proceso.

Alargamiento del pene mediante la liberación de los ligamentos suspensorios del pene

Nuestra experiencia.

En los algo más de 10 años de experiencia en esta cirugía hemos practicado alrededor de 300 intervenciones de alargamiento de los ligamentos suspensorios y fundiformes del pene (incluimos los pacientes con cáncer de pene y los operados de incurvación peneana, ya sea congénita o adquirida).

Prácticamente en todos ellos hemos conseguido aumentar la longitud del pene extra abdominal, pero también es cierto que para algunos no ha sido suficiente o no ha satisfecho sus expectativas.

Por otro lado es tranquilizante el hecho de no haber padecido ningún efecto secundario importante.

El promedio de longitud aumentada ha oscilado entre 1 y 3,5 centímetros. Con una media de 2,5.

En algunos casos se ha conseguido un incremento complementario de 1 a 2 cms. Con el uso de un elemento de tracción, postquirúrgicamente.

Descripción de la técnica quirúrgica:

Liberación de los ligamentos suspensorios del pene

Si observamos una lámina de anatomía observamos como el pene tiene dos porciones, una que podemos ver, denominado “pene extra-abdominal”, y otra que no vemos puesto que esta en el interior de nuestro cuerpo denominado “pene intra-abdominal”. Si lo comparamos con un iceberg, la parte visible correspondería al pene extra-abdominal y la parte sumergida en el agua al pene intra-abdominal (aunque en este ejemplo las proporciones no son las mismas).

vasovaso-intra-extra

Pene intra y extra abdominal

Bien pues, la cirugía pretende exteriorizar parte del pene no visible, es decir “sacar” fuera del abdomen parte del pene que no vemos.

¿Cómo lo consigue?

Mediante la sección del ligamento suspensorio del pene y de los ligamentos fundiformes

El pene posee unos ligamentos que lo mantienen fijo (en cierta manera) a sus estructuras vecinas. Existen tres ligamentos, dos determinados por las bandeletas de la aponeurosis de Scarpa, conocidas como “ligamentos fundiformes” y uno, el más importante y determinante, denominado ligamento suspensorio del pene o ligamento suprapúbico. Constituido por una lámina gruesa de forma triangular que se extiende desde la línea alba hasta la línea media dorsal del pene. Dicho ligamento es un resto embrionario de un ligamento más desarrollado que mantenía al pene sujeto contra el abdomen cuando el hombre andaba con los pies y las manos, para que no arrastrara el pene. Es el mismo ligamento peneano que existe en los perros. Al recuperar el ser humano la bipedestación, este ligamento pierde su función y se atrofia quedando el resto embrionario que hemos citado.

vasovaso-ligamento-0
 
Ligamento suspensorio

La cirugía para la elongación dorsal, consiste, como hemos dicho, en “sacar” parte del pene fuera del abdomen, para ello se libera al pene de la sujeción a que es sometido mediante el ligamento suspensorio y los fundiformes en la llamada “parte fija del pene”. Una vez liberada la parte fija del pene, nos permite exteriorizar unos centímetros del pene intra-abdominal, consiguiendo así un incremento de la longitud visual y funcional del pene.

vasovaso-fundiformes
 
Ligamento fundiforme
vasovaso-fundiforme1
Ligamento fundiforme
vasovaso-fundiforme2
 
Ligamento fundiforme

Finalizado este paso quirúrgico se fija el pene en su nueva posición con la intención de evitar la retracción del mismo. Este paso es fundamental para mantener el pene en la nueva posición conseguida

¿Cuánta longitud conseguimos aumentar?

Por descontado que en todos los casos nuestra intención es conseguir el mayor número de centímetros posibles, pero nuestros deseos se ven condicionados por la anatomía de cada individuo. El aumento de longitud va unido a las posibilidades que nos ofrezca el ligamento suspensorio, de tal manera que en los casos en los que nos encontramos con un ligamento distendido, el resultado es menor que en los casos en los que el ligamento mantiene una sujeción mayor. En cualquier caso la longitud conseguida suele oscilar entre los 15 y los 30 milímetros, cifra que se puede aumentar ligeramente si después de la cirugía se utiliza durante unos meses uno de los artilugios destinados al alargamiento basados en la tracción continuada del pene. Estos aparatos ayudan, no solo a incrementar un poco más la longitud conseguida con la intervención, sino que participa en la consolidación de la misma. Nosotros aconsejamos iniciar progresivamente su uso a los 30 días de la cirugía y seguir utilizándolo durante unos meses hasta conseguir la estabilidad del aumento conseguido.

vasovaso-antes-y-despues

 

Lipectomía, antes y después

vasovaso-cicatriz
 
Escrotoplastia, antes y después

¿Qué complicaciones o efectos secundarios pueden aparecer?

De hecho hasta en la cirugía más humilde pueden aparecer efectos no deseados, por lo tanto ésta no es una excepción.

A pesar de que en nuestra experiencia no hemos tenido problemas preocupantes, si que debemos apuntar algunos pequeños inconvenientes vividos y otros, que sin haberlos tenido, pueden aparecer. Un trastorno pasajero que aparece es el dolor con las erecciones nocturnas, dichas molestias suelen desaparecer una vez cicatrizados los tejidos. La pérdida parcial y temporal de sensibilidad en el glande es un aspecto que relatan algunos operados. Dicha sensibilidad suele recuperarse a medida que se van regenerado los filetes nerviosos afectados durante la intervención. La aparición de hematomas subcutáneos suelen carecer de trascendencia y desaparecen a los pocos días. No hemos vivido ninguna infección, aunque siempre que se tiene una herida puede aparecer. Profilácticamente aconsejamos unos días con tratamiento antibiótico. Pero la complicación mas importante para mi, es no obtener un resultado que cumpla con las expectativas del paciente. En los casos en que conseguimos un incremento significativo, la satisfacción es compartida.

¿Qué anestesia se precisa?

Esta cirugía suele realizarse bajo anestesia regional (parte baja del abdomen y extremidades inferiores).

Podría llevarse a cabo con anestesia local más sedación, aunque no conlleva grandes ventajas.

¿Debe permanecer hospitalizado?

No es necesario permanecer ingresado en la clínica. Una vez intervenido, se ingresa en el área denominada “hospital de día” unas dos o tres horas hasta que los efectos de la anestesia han desaparecido, para a continuación ser dado de alta.

Incisión y cuidados postoperatorios

Para llevar a cabo un alargamiento de pene necesitamos realizar una incisión de unos 3 centímetros en la base del pene y usar sutura reabsorbible, con lo que no es necesario retirar los puntos una vez cicatrizada la herida. Se aconseja curar la herida una vez cada 24 horas mientras se mantengan los puntos.

Si en la misma cirugía se practica engrosamiento y/o lipectomía suprapúbica, la cicatriz es idéntica a la de una fimosis o circuncisión.

Nuestra experiencia

Solo en el año 2007 realizamos 28 cirugías en las que hemos seccionado los ligamentos suspensorios del pene con la intención de conseguir una mayor longitud del mismo. Prácticamente en todos ellos hemos conseguido aumentar su tamaño, pero también es cierto que en algunos no lo suficiente como el paciente esperaba. No hemos padecido ningún efecto secundario de importancia y el promedio del alargamiento conseguido ha sido de 1 a 3.5 cm., con una media de 2.5. Algunos pacientes han conseguido un incremento añadido de 1 a 2 centímetros con el uso de un elemento de tracción continua tipo Andro-Penis.

¿Qué anestesia se precisa?

Esta cirugía suele realizarse bajo anestesia regional (parte baja del abdomen y extremidades inferiores).

Podría llevarse a cabo con anestesia local más sedación, aunque no conlleva grandes ventajas.

¿Debe permanecer hospitalizado?

No es necesario permanecer ingresado en la clínica. Una vez intervenido, se ingresa en el área denominada “hospital de día” unas dos o tres horas hasta que los efectos de la anestesia han desaparecido, para a continuación ser dado de alta.

Incisión y cuidados postoperatorios

Para llevar a cabo un alargamiento de pene necesitamos realizar una incisión de unos 3 centímetros en la base del pene y usar sutura reabsorbible, con lo que no es necesario retirar los puntos una vez cicatrizada la herida. Se aconseja curar la herida una vez cada 24 horas mientras se mantengan los puntos.

Si en la misma cirugía se practica engrosamiento y/o lipectomía suprapúbica, la cicatriz es idéntica a la de una fimosis o circuncisión.

Lipectomía suprapúbica

Algunos hombres presentan un delantal de tejido adiposo suprapúbico que oculta la longitud peneana visual y funcional. En estos casos se extirpa el exceso de tejido adiposo y por la misma incisión se seccionan los ligamentos suspensorios y fundiformes para aumentar la longitud visual y funcional del pene. Además, al envejecer, la piel y la grasa suprapúbicas caen, ocultando el pene cuando el paciente está de pie. Extirpando simultáneamente tejido adiposo y piel se consigue desenterrar parte del pene ocultado por la propia grasa y mejorar su aspecto estético y funcional. Pensemos que el pene esta fijo al cuerpo, por lo tanto si el grosor de grasa aumenta, el resultado es que el pene aparentemente empequeñece al ser “enterrado” por la misma.

vasovaso-preoperatorio-1
 
Pene de 7,5 cm. Medida tomada previa a la cirugía.
vasovaso-escrotoplastia-2
 
Marcadas con rotulador las áreas de lipectomía suprapúbica y de escrotoplastia que se van a realizar.
vasovaso-postoperatorio-3
Imagen finalizada la intervención en la que se aprecian las grapas en la cicatriz de la lipectomía y los puntos reabsorbibles de la escrotoplastia, y el nuevo tamaño del pene de casi 11 cm.
vasovaso-lipectomia-pre-post-cirugia
Lipectomía con elongación y engrosamiento precirugía y postcirugía.

Los pacientes fueron dados de alta a las pocas horas de la intervención.

Conclusiones elongación dorsal del pene

Es una técnica mínimamente invasiva. Fácil de realizar. Con pocas probabilidades de complicaciones. Y en que la satisfacción del paciente dependerá de una indicación correcta y con una idea clara: las expectativas reales hace improbable un alargamiento superior a 3 cms, con una media de 2,5 cms.

Elongación ventral del pene

Liberación peno-escrotal

La cara anterior del escroto, o superficie ventral, a menudo se extiende sobre la cara inferior del pene, ocultando parte de su longitud (ver dibujo y fotografía). Esta deformidad puede ser de origen congénito o puede ser causa de una hiperresección de la piel durante una circuncisión.

La resección del parche dérmico penoscrotal sobrante, crea un ángulo más agudo, aumentando así la longitud ventral y visual del pene.

vasovaso-elongacion-ventral-4

En la fotografía se aprecia la inserción de la piel del escroto en todo el primer tercio proximal del pene, la cual será resecada. Es caso de lo que se denomina “pene palmeado”.

vasovaso-peno-escrotal-5
Aspecto del mismo pene unos días después de la intervención, una vez retirado el exceso de piel.Puede apreciarse fácilmente como el efecto óptico y anatómico ha mejorado de forma ostensible

Cirugía para el engrosamiento de pene

Las cirugías descritas para el engrosamiento de pene, persiguen el objetivo de aumentar el grosor del pene en toda su longitud, excepto en el glande. Aunque existen algunos autores estadounidenses que han descrito técnicas quirúrgicas para aumentar también el grosor del glande, no han tenido demasiado éxito puesto que estéticamente no se consigue un resultado satisfactorio.

¿Cómo se consigue aumentar el diámetro o grosor del pene?

Básicamente existen dos líneas de actuación:

  • Mediante grasa del propio individuo
  • Utilizando parches de material biológico acelular o capas de colágeno bovino

Engrosamiento con grasa: técnica que utiliza la propia grasa del paciente para, una vez sometida al proceso de emulsión y centrifugado, se inyecta por todo el cuerpo del pene (desde la base del glande hasta la base del pene). Esta técnica tiene gran aceptación entre los cirujanos plásticos por su fácil manejo, el resultado inmediato y el bajo coste. Aunque tiene su parte menos agradable, y es que con que el pene no es un lugar donde habitualmente se aloje grasa ésta se reabsorbe en un porcentaje de alrededor del 40%. Para compensar este fenómeno se suele inyectar una cantidad superior a la necesaria. Otra posible reacción que aparece es que la reabsorción no es uniforme y pueden quedar pequeñas irregularidades subcutáneas. De todas maneras es una opción muy utilizada y a tener en cuenta. Engrosamiento con material biológico acelular o con regenerador dérmico formado por una capa de colágeno bovino: Dicho material tiene una larga lista de indicaciones, tanto en cirugía plástica como reparadora. Suele utilizarse en la reparación de quemaduras de tercer grado en la piel de cualquier parte del cuerpo, en lesiones faciales por cáncer de piel, pérdida de masa dérmica por accidentes de tráfico, malformaciones congénitas como labio leporino, rinoplastias o en cualquier proceso que requiera una reparación de la piel con substitución de la misma. A continuación mostramos 2 casos publicados en la literatura médica de las diferentes indicaciones de estos materiales biológicos. Caso 1: excavación en frente y arco orbital derecho tras impacto en accidente de automóvil. Se rellena subcutáneamente con capas de colágeno bovino hasta conseguir el resultado deseado.

vasovaso-craneo
Caso 1: Resonancia magnética a los doce meses
vasovaso-frente
Caso 1: postoperatorio a los doces meses
vasovaso-pechos-antes
Caso 2: Preoperatorio
vasovaso-pechos-despues
Caso 2: Postoperatorio a los doce meses

Caso 2: excavación torácica en paciente con cáncer de mama y como consecuencia de las sesiones de radioterapia. En la foto postoperatoria además de la reparación de la excavación torácica se ha practicado la reconstrucción de la aureola mamaria. En nuestro caso utilizamos la misma técnica y utilizamos el mismo material biológico para conseguir el aumento de grosor en todo el cuerpo peneano. Solo se excluye el glande y la parte de la uretra.

vasovaso-engrosamiento-pre-6
Medición del grosor del pene previamente a la intervención. En éste caso el grosor es de 9 centímetros.
vasovaso-alloderm-7
Placa de material biológico

Colocamos la placa en un recipiente con suero fisiológico y antibiótico con la finalidad de que recupere, mediante la rehidratación, su textura natural.

vasovaso-parche-dermico-8
Colocación de la placa

Mediante una incisión sub-balánica, del mismo modo que la utilizada para realizar una fimosis, se retira la piel hasta la base del pene y colocamos la placa de material biológico en la cara dorsal del pene. Una vez fijada la placa, procedemos a recolocar la piel en su posición natural y cerrar la herida con puntos reabsorbibles. Medimos de nuevo el grosor para comprobar el incremento obtenido, que suele ser siempre de unos 2 centímetros.

vasovaso-engrosamiento-post-9

 

 

 

 

 

 

 

 

La utilización de parches de dermis para el engrosamiento de pene se inició en Inglaterra y en los Estados Unidos. Su elección para el engrosamiento de pene se fundamenta en el hecho de que, en primer lugar no presenta problemas de rechazo por lo que su aceptación es prácticamente universal, en segundo lugar se puede garantizar un aumento de grosor concreto ya que no solo no disminuye el grosor del parche, sino que al revitalizarse incluso aumenta unos milímetros. En tercer lugar, su superficie es completamente lisa, incluso más que la piel, con lo que su presencia es absolutamente imperceptible al tacto. Y por último, al igual que la piel, es elástica, con lo que se adapta perfectamente a los cambios de tamaño que sufre el pene al pasar del estado de flacidez al de erección. Pero su uso tampoco nos aporta una solución perfecta y tiene su parte negativa. No pueden utilizarse más de dos placas ya que una cara de la placa tiene que permanecer en contacto con el tejido del receptor para poder nutrirse vascularmente, y el segundo punto negativo es que opuestamente a la grasa que no tiene coste, las placas de material biológico suelen ser costosas económicamente, lo que encarece la cirugía, aunque los resultados suelen ser satisfactorios. Para la realización de la cirugía se requiere de una anestesia regional o anestesia local con sedación. No es necesaria la hospitalización del paciente, con lo que con unas horas de estancia en clínica de día, es suficiente.

Posibles efectos no deseados

Las complicaciones post-quirúrgicas además de las habituales a cualquier cirugía como el hematoma, la infección de la herida y el dolor, pueden aparecer las inherentes a la misma como pueden ser la pérdida temporal de sensibilidad en el glande, dolor con las primeras erecciones, en especial las nocturnas (ya que éstas no pueden ser inhibidas por ir ligadas a las fases REM del sueño). Dado que siempre extremamos las medidas quirúrgicas y aconsejamos la toma de analgésicos y antibióticos durante unos días, las consultas más frecuentes se han centrado en la pérdida temporal de sensibilidad en el glande y en las molestias que acompañan a las primeras erecciones. Ambos efectos suelen desaparecer en pocas semanas.

Nuestra experiencia:

No hemos visto ningún problema con los parches ni con el comportamiento del pene a la hora de mantener relaciones sexuales. El grado de satisfacción suele sobrepasar el 90 % dado que el aumento conseguido viene dado por el grosor del parche sin que tras su colocación sufra disminución alguna, en la mayoría de casos tras su revitalización se produce el incremento de algún milímetro más. Aunque los resultados mas satisfactorios se producen en aquellos casos en los que ésta cirugía esta bien aconsejada, es decir en penes que por su tamaño son subsidiarios de un alargamiento, de un engrosamiento, o de ambas a la vez, como son los penes de una longitud inferior a los 6 a 8 centímetros en flacidez o de un grosor igualmente inferior a los 6 a 7 centímetros. No debemos olvidar que con la cirugía no se cura una falta general de autoestima, por lo que la cirugía estética genital está, de hecho, contraindicada psicológicamente inestables.

Escrotoplastia

Es sabido que a medida que nos hacemos mayores aparecen cambios en todo nuestro organismo resultado del envejecimiento natural del mismo. También sabemos que el órgano que mejor y de forma más evidente manifiesta éste deterioro, es la piel. En el caso de las mujeres, además de la cara, la parte que mas preocupa es la pérdida de turgencia de los pechos y la caída de los mismos. Bien, pues en el caso de los hombres, es la elongación de la piel del escroto lo que provoca que la bolsa escrotal adquiera unas dimensiones que además de incomodidad, produce un aspecto antiestético que hace que la imagen de los genitales masculinos transmita mayor sensación de envejecimiento La escrotoplastia consiste en resecar la parte de piel sobrante de la bolsa escrotal, en toda su circunferencia y de la anchura que requiera cada caso. El resultado es la reducción de la bolsa escrotal, no del contenido, con lo que se devuelve al escroto una imagen mucho más agradable y sobre todo cómoda a la hora de sentarse, cruzar las piernas o conducir. En mi experiencia he operado varios casos en que la solicitud de la cirugía ha estado motivada por la incomodidad que supone un escroto excesivamente péndulo. Es una cirugía generosa porque satisface de manera altamente significativa tanto al cirujano como al paciente. Puede realizarse con anestesia local y sedación. No necesita ingreso en clínica y permite una incorporación precoz a la vida laboral y social. En ningún caso he recibido información de que haya habido molestias ni cualquier otro tipo de complicación. El resultado es evidente desde el primer momento, tanto desde el punto de vista estético como funcional. No hay contraindicaciones a la hora de indicar ésta cirugía, por supuesto que debe de hacerse una revisión correcta para valorar que será provechosa para el paciente, únicamente señalar que en los casos de obesidad la intervención es más laboriosa y el resultado menos espectacular.

Escrotoplastia pre operatorioImagen de un escroto con exceso de piel, cuyo paciente consulta por la incomodidad que ello le representa

 

Escrotoplastia preoperatorioEn esta imagen del mismo paciente podemos observar como ambos testículos sobrepasan la longitud del pene.

 

Escrotoplastia post operatorioUnos días después de la cirugía en la se puede observar la corona de puntos, los cuales se desprenderán espontáneamente a los pocos días.

 

Escrotoplastia post operatorioImagen a las 5 semanas de la intervención. Prácticamente no se aprecia la cicatriz y la bolsa escrotal está casi al mismo nivel del pene
Escrotoplastia post operatorioEscrotoplastia antes de la cirugía
Escrotoplastia post operatorioEscrotoplastia después de la cirugía inmedidata y a los 60 días

Este segundo caso se realizó por un tema puramente estético. La técnica utilizada ha sido la misma ligeramente modificada en el ángulo de la inserción penoscrotal. El postoperatorio cómodo y sin problemas y el resultado satisfactorio. Cirugía que en algunos casos se ha realizado en gente joven como el caso que se ilustra a continuación: Paciente de 24 años que presenta un gigantesco varicocele (varices intraescrotales) las cuales han provocado un aumento de la bolsa escrotal.

Escrotoplastia post operatorioVaricocele con un marcado escroto péndulo
Escrotoplastia post operatorioCorrección del varicocele y escrotoplastia posterior

 

Comentarios y consideraciones:

La Asociación Española de Andrología considera micropene al que no supera los 7,1 cms de longitud y 11,2 cms de circunferencia en erección y cuya falta de desarrollo suele asociarse con problemas hormonales, trastorno orgánico denominado hipogonadismo que conlleva un escaso desarrollo genital por deficiente producción de andrógenos. Otros casos aparecen penes pequeños como consecuencia de un exceso de acumulación grasa en la zona suprapúbica (encima del pene) que hace que este parezca más pequeño.

Escrotoplastia post operatorio

Si observamos el tamaño en diferentes países vemos que Korea es el que tiene la media de pene más pequeño (9,6 cms), Grécia 12 cms, EEUU 12,9, Japón 13, Alemania 14, Itália y Rúsia 15 y Francia 16. El tamaño del pene es el segundo complejo del hombre después de la calvicie. Un error de concepto muy importante, es que, curiosamente los penes pequeños en flacidez aumenta su rigidez en erección mucho más fácilmente que los penes grandes a los que les cuesta más mantener tamaño y dureza. Por lo que el deseo de un pene grande no tiene fundamento funcional, sino estético. Igual que un pecho grande no da mejor leche, pero puede resultar más atractivo. El tamaño normal del pene varía considerablemente, por lo que definir cuándo un pene es o no normal, es extremadamente subjetivo y más delicado es hacer diagnósticos al respecto En los últimos años se han desarrollado técnicas nuevas para mejorar el aspecto del pene y del escroto, basadas fundamentalmente en principio reconstructivos de cirugía pediátrica y adulta. La cirugía estética contribuye a aumentar la confianza en sí mismo de un paciente mejorando el aspecto de una estructura normal. Reich J: The aesthetic surgical experience). Con la cirugía no se cura una falta general de autoestima, por lo que la cirugía estética genital está, de hecho, contraindicada en pacientes psicológicamente inestables. (Gary J Alter, M.D. Update American Urological Association) Durante las últimas décadas, la demanda de intervenciones de cirugía estética ha aumentado como consecuencia del perfeccionamiento de las técnicas quirúrgicas empleadas y de la mayor atención prestada por los medios de comunicación y el público en general. La autoestima de un hombre guarda una estrecha relación con el aspecto de sus genitales, que a menudo se valora por comparación con un modelo “ideal”. Aunque el aspecto y el tamaño de los genitales sean normales, el sujeto los considerará inadecuados o anormales. Muchos hombres alegan preocupación por el tamaño de su pene, sobre todo en estado flácido, y en especial en el contexto de los vestuarios de un gimnasio. El tamaño del pene en erección no suele ser motivo de preocupación, a menos que la pareja sexual haya hecho algún comentario negativo al respecto. Hemos vivido casos en que tras una ruptura sentimental, y con el ánimo implícito de humillar, la mujer ha recurrido al menosprecio jocoso de los genitales de su ex – pareja. El cirujano ofrece un servicio al paciente si la operación puede llevarse a cabo con toda seguridad y éxito. Publicaciones y conferencias realizadas por el Dr. José Mª Cos Calvet en relación con alargamiento y engrosamiento de pene y escrotoplástia Conferencia: Elongación Dorsal y Ventral del Pene. Escrotoplástia 2º Curso Internacional sobre cirugía estética genital masculina y femenina Centro Médico Teknon-Barcelona-7-8 de Febrero de 2013 Conferencia: “Cirugía Reparadora y por Dismorfofobia de los Genitales Masculinos” XX Jornada de la Asociación Catalana de Urología Sitges-Barcelona-11-13 de Mayo de 2012 Comunicación: Enfermedad de La Peyronie. Modificación de la técnica quirúrgica y elongación de pene. XIII Congreso Nacional de Andrología, Còrdoba, 10, 11 y 12 de mayo de 2007 Conferencia: Optimización de la técnica de Nesbit modificada con alargamiento de pene. Nuestra experiencia. III Congreso Iberoamericano de Andrología, La Habana, Cuba, 2-8 de diciembre 2006 Comunicación: Elongación peneana asociada a falectomía por neoplasia. XII Congreso Nacional de Andrología, A Coruña, 14-16 de Abril de 2005 Taller de trabajo: Elongación de pene: mito o realidad. XII Jornada de la Associació Catalana d´Uròlegs, Calonge, 21-23 de Mayo de 2004 Comunicación: Elongación del pene: técnica combinada dorsal y ventral. XI Jornada de l´Associació Catalana d´Uròlegs, Peñíscola, 9-11 de Mayo de 2003 Iº Congrés Nacional Català d´Urología. Aplicaciones de la cirugía plástica y reconstructiva en urología. Celebrado los días 10,11 y 12 de mayo 2013 en el Perello ( Baix Ebre)