¿SE PUEDE SOLUCIONAR LA ENFERMEDAD DE LA PEYRONIE?

1.- ¿Que es la enfermedad de la Peyronie?

La enfermedad de la Peyronie es la enfermedad que provoca la incurvación del pene. Se llama así por el médico francés del siglo XVIII, que la describió por primera vez, Francois de Lapeyronie.

En primer lugar debemos distinguir dos tipos de incurvación:

  1. la congénita
  2. La adquirida y es la provocada por la enfermedad de la Peyronie

La incurvación del pene congénita suele suceder porque en el pene hay tres cilindros; dos que son los cuerpos cavernosos, que son los que se llenan de sangre cuando se produce la erección;  y el tercer conducto de la uretra, que es por donde se expulsa la orina. A veces los cuerpos cavernosos crecen más que la uretra y en el momento de la erección, como el cilindro más corto es el que domina, cuando se produce la erección el pene se curva. Ello se corrige con unas técnicas quirúrgicas para conseguir corregir la hiperincurvación y dejarlo en una posición más fisiológica.

En el caso de la enfermedad  de  la Peyronie, la incurvación se produce a raíz de la formación de un callo o una placa de fibrosis o cicatriz que hace que se pierda elasticidad en los cuerpos cavernosos . Cuando los cuerpos cavernosos se rellenan por una erección, la parte donde se ha producido el callo no se estira y, por lo tanto, el pene se dobla hacia la dirección del callo o fibrosis. Cuando efectuamos una exploración, se palpa una zona endurecida, generalmente en la parte superior o laterales del pene. Tiene una evolución variable, pero suele ser progresiva por lo que, con el tiempo, aumenta la incurvación y se reduce el tamaño del pene

No se sabe con certeza la causa de la formación de la placa de fibrosis. En algunos casos, puede ser el resultado de un traumatismo con el pene erecto (por ejemplo, durante el coito).

No hay tratamiento médico para resolver esta enfermedad y es difícil de curar. No obstante existen técnicas quirúrgicas para resolver el problema. Por lo tanto, se puede intervenir.  Debemos entender que es una enfermedad benigna pero que puede provocar un importante impacto psicológico ya que la incurvación puede provocar una dificultad para realizar la penetración, en algunos casos incluso la imposibilita. En ocasiones, puede provocar dolor durante la erección o que el coito sea doloroso.

2.- ¿Tenemos algún modo de prevenir la incurvación del pene? ¿Algún consejo para evitarlo?

No se sabe con certeza la causa de la formación (excepto en los casos de traumatismo).  Por lo tanto, difícilmente se puede prevenir algo cuyas causas se desconocen. Ni  enfermedades de transmisión sexual, ni el haber padecido algún tipo de cáncer, ni el colesterol, tabaco, alcohol o tipo de alimentación, se relacionan con la formación de la enfermedad de la Peyronie.

Algunos estudios la relacionan con alteraciones del sistema inmune, pero no resultan concluyentes.

Por otro lado, suele estar asociada a otra enfermedad, la enfermedad de Dupuytren; se trata de una afección crónica de la mano que provoca la flexión progresiva y permanente de algunos dedos hacia la palma de la mano.

3.- ¿A que edad se deben efectuar las revisiones?

Como ya hemos indicado con la enfermedad de la Peyronie las visitas al urólogo tienen como objeto el buscar una solución al problema. Si se consiguen solucionar el problema, en principio no vamos a tener que efectuar revisiones. Debemos entender que las revisiones urológicas están orientadas al diagnóstico  precoz del cáncer de próstata, que es uno de los cánceres más frecuentes en la vida del hombre. Éstas revisiones suelen iniciarse a partir de los 50 años aproximadamente.

Respecto al cáncer de próstata, motivo de la mayoría de las revisiones que se hacen al urólogo, debemos decir que es un tipo de cáncer que a medida que se incrementa la esperanza de vida de los hombres, más casos de cáncer de próstata se detectan. Si la esperanza de vida se incrementara hasta los 120 años, la mayoría de los hombres se morirían “con cáncer de próstata”, que no es lo mismo que decir que se morirían “de cáncer de próstata”.

El cáncer de próstata, a partir de los 75/80 años, tiene muy poca agresividad y avanza muy lentamente. Es un tipo de cáncer que suele ser más agresivo, cuanto más joven es el paciente.

Leave your thought