Vasectomia, Vasovasostomia, Urologia, Dr. Cos
Noticias abajo arriba
abajo inicio abajo arriba

Página 3 de 4  <  1 2 3 4 >

Elongación y engrosamiento de pene

Cirugía para el engrosamiento de pene

Las cirugías descritas para el engrosamiento de pene, persiguen el objetivo de aumentar el grosor del pene en toda su longitud, excepto en el glande. Aunque existen algunos autores estadounidenses que han descrito técnicas quirúrgicas para aumentar también el grosor del glande, no han tenido demasiado éxito puesto que estéticamente no se consigue un resultado satisfactorio.

¿Cómo se consigue aumentar el diámetro o grosor del pene?

Básicamente existen dos líneas de actuación:

Engrosamiento con grasa: técnica que utiliza la propia grasa del paciente para, una vez sometida al proceso de emulsión y centrifugado, se inyecta por todo el cuerpo del pene (desde la base del glande hasta la base del pene).

Esta técnica tiene gran aceptación entre los cirujanos plásticos por su fácil manejo, el resultado inmediato y el bajo coste. Aunque tiene su parte menos agradable, y es que con que el pene no es un lugar donde habitualmente se aloje grasa ésta se reabsorbe en un porcentaje de alrededor del 40%. Para compensar este fenómeno se suele inyectar una cantidad superior a la necesaria.

Otra posible reacción que aparece es que la reabsorción no es uniforme y pueden quedar pequeñas irregularidades subcutáneas. De todas maneras es una opción muy utilizada y a tener en cuenta.

Engrosamiento con material biológico acelular o con regenerador dérmico formado por una capa de colágeno bovino:

Dicho material tiene una larga lista de indicaciones, tanto en cirugía plástica como reparadora.

Suele utilizarse en la reparación de quemaduras de tercer grado en la piel de cualquier parte del cuerpo, en lesiones faciales por cáncer de piel, pérdida de masa dérmica por accidentes de tráfico, malformaciones congénitas como labio leporino, rinoplastias o en cualquier proceso que requiera una reparación de la piel con substitución de la misma.

A continuación mostramos 2 casos publicados en la literatura médica de las diferentes indicaciones de estos materiales biológicos.

Caso 1: excavación en frente y arco orbital derecho tras impacto en accidente de automóvil. Se rellena subcutáneamente con capas de colágeno bovino hasta conseguir el resultado deseado.

Ensanchamiento del pene, preoperatorio

Caso 1: Resonancia magnética a los doce meses

Ensanchamiento del pene, preoperatorio

Caso 1: postoperatorio a los doces meses

Ensanchamiento del pene, preoperatorio

Caso 2: Preoperatorio

Ensanchamiento del pene, preoperatorio

Caso 2: Postoperatorio a los doce meses

Caso 2: excavación torácica en paciente con cáncer de mama y como consecuencia de las sesiones de radioterapia. En la foto postoperatoria además de la reparación de la excavación torácica se ha practicado la reconstrucción de la aureola mamaria.

En nuestro caso utilizamos la misma técnica y utilizamos el mismo material biológico para conseguir el aumento de grosor en todo el cuerpo peneano. Solo se excluye el glande y la parte de la uretra.

Ensanchamiento del pene, preoperatorio

Medición del grosor del pene previamente a la intervención. En éste caso el grosor es de 9 centímetros.

Ensanchamiento del pene, Alloderm

Placa de material biológico

Colocamos la placa en un recipiente con suero fisiológico y antibiótico con la finalidad de que recupere, mediante la rehidratación, su textura natural.

Ensanchamiento del pene, proceso

Colocación de la placa

Mediante una incisión sub-balánica, del mismo modo que la utilizada para realizar una fimosis, se retira la piel hasta la base del pene y colocamos la placa de material biológico en la cara dorsal del pene.

Una vez fijada la placa, procedemos a recolocar la piel en su posición natural y cerrar la herida con puntos reabsorbibles. Medimos de nuevo el grosor para comprobar el incremento obtenido, que suele ser siempre de unos 2 centímetros.

Engosamiento del pene, post operatorio

La utilización de parches de dermis para el engrosamiento de pene se inició en Inglaterra y en los Estados Unidos. Su elección para el engrosamiento de pene se fundamenta en el hecho de que, en primer lugar no presenta problemas de rechazo por lo que su aceptación es prácticamente universal, en segundo lugar se puede garantizar un aumento de grosor concreto ya que no solo no disminuye el grosor del parche, sino que al revitalizarse incluso aumenta unos milímetros. En tercer lugar, su superficie es completamente lisa, incluso más que la piel, con lo que su presencia es absolutamente imperceptible al tacto. Y por último, al igual que la piel, es elástica, con lo que se adapta perfectamente a los cambios de tamaño que sufre el pene al pasar del estado de flacidez al de erección. Pero su uso tampoco nos aporta una solución perfecta y tiene su parte negativa. No pueden utilizarse más de dos placas ya que una cara de la placa tiene que permanecer en contacto con el tejido del receptor para poder nutrirse vascularmente, y el segundo punto negativo es que opuestamente a la grasa que no tiene coste, las placas de material biológico suelen ser costosas económicamente, lo que encarece la cirugía, aunque los resultados suelen ser satisfactorios.

Para la realización de la cirugía se requiere de una anestesia regional o anestesia local con sedación. No es necesaria la hospitalización del paciente, con lo que con unas horas de estancia en clínica de día, es suficiente.

Posibles efectos no deseados

Las complicaciones post-quirúrgicas además de las habituales a cualquier cirugía como el hematoma, la infección de la herida y el dolor, pueden aparecer las inherentes a la misma como pueden ser la pérdida temporal de sensibilidad en el glande, dolor con las primeras erecciones, en especial las nocturnas (ya que éstas no pueden ser inhibidas por ir ligadas a las fases REM del sueño). Dado que siempre extremamos las medidas quirúrgicas y aconsejamos la toma de analgésicos y antibióticos durante unos días, las consultas más frecuentes se han centrado en la pérdida temporal de sensibilidad en el glande y en las molestias que acompañan a las primeras erecciones. Ambos efectos suelen desaparecer en pocas semanas.

Nuestra experiencia:

No hemos visto ningún problema con los parches ni con el comportamiento del pene a la hora de mantener relaciones sexuales. El grado de satisfacción suele sobrepasar el 90 % dado que el aumento conseguido viene dado por el grosor del parche sin que tras su colocación sufra disminución alguna, en la mayoría de casos tras su revitalización se produce el incremento de algún milímetro más. Aunque los resultados mas satisfactorios se producen en aquellos casos en los que ésta cirugía esta bien aconsejada, es decir en penes que por su tamaño son subsidiarios de un alargamiento, de un engrosamiento, o de ambas a la vez, como son los penes de una longitud inferior a los 6 a 8 centímetros en flacidez o de un grosor igualmente inferior a los 6 a 7 centímetros.

No debemos olvidar que con la cirugía no se cura una falta general de autoestima, por lo que la cirugía estética genital está, de hecho, contraindicada psicológicamente inestables.

Página 3 de 4  <  1 2 3 4 >

Vasovaso
Dr. Josep Mª Cos, Colegiado nº 11601 del Colegio Oficial de
Médicos de Barcelona

Consultorios de la
Clínica Sagrada Familia
Torres i Pujalt, 11-29
08022 - Barcelona
Tfno: 932 380 173
Fax: 932 380 130
Ver plano

C. Bisbe Morgades, 19,
3r, 3a
08500 - Vic
Tfno: 938 855 502
Ver plano

Enviar e-mail
 


Inicio - Confidencialidad   -   Aviso Legal www.Espintime.com Hosting

©2004-2012 vasovaso.com